23 abril 2015

Porque somos lo que leemos, en este Dia del Libro soy...


         Porque somos lo que leemos hoy soy...

Fuente
Noah y Allie

Hace años me robaron el corazón y decidí que la mejor manera de celebrar el Día del Libro este año era darles la mano de nuevo. Su historia de amor, sencilla y tal vez más común de lo que pensamos pero a la par extraordinaria, merece la pena ser leída. 
"Me dije entonces que la oscuridad es sólo una ilusión, porque el sol está siempre encima o debajo del horizonte. Eso significa que la noche y el día están vinculados como pocas otras cosas; no puede existir el uno sin el otro, y sin embargo, tampoco pueden coexistir. ¿Cómo estar siempre juntos, y al mismo tiempo siempre separados?
Al mirar atrás, me parece paradójico que ella leyera mi carta precisamente en el mismo momento en que yo formulaba esa pregunta. Es paradójico, naturalmente, porque ahora conozco la respuesta. Sé lo que significa vivir como la noche y el día, siempre juntos y eternamente separados" (págs 171-172)
A menudo hacemos alusión al hecho de que cada cierto tiempo llega a nuestras manos una lectura que nos absorbe y nos conquista de tal modo que nos mimetizamos con sus personajes, o su argumento, o tal vez con su lenguaje...  Desde el grupo de tarrolibreros al que pertenezco (más información aquí), hemos decidido celebrar el Día del Libro 2015 compartiendo esas lecturas que nos han marcado o enamorado de algún modo, o aquel personaje con el que nos hayamos sentido identificados, aquel poema que siempre tengamos presente... En mi caso, no puedo acercaros a Noah y a Allie sin hablar de El cuaderno de Noah.
 
Una prenda homenaje al "hasta que la muerte nos separe", y su pareja protagonista la encarnación de la mutua entrega que caracteriza al amor que sobrevive al paso de los años y a las adversidades.

La novela se divide en capítulos y estos a su vez en dos partes diferenciadas por la voz del narrador y el tiempo al que se refieren. Por un lado, Noah nos cuenta en primera persona su presente, un presente en el que conviven la vejez y la enfermedad, pero un presente construido sobre los pilares de una vida dichosa que a pesar de sus actuales circunstancias le hacen sentir que llegar hasta ahí ha merecido la pena, a pesar de todo y por encima de todo. Por otro lado, un narrador omnisciente echa la vista atrás y nos pone al día de la historia de amor de nuestra pareja: un amor adolescente por el que nadie apostaba más de un verano, Allie pertenecía a un estatus social en el que una aventura con un chico de familia humilde como Noah no debía durar más que eso, unas vacaciones estivales. Pero el destino vuelve a unirlos catorce años después, bueno... ¿el destino o esa necesidad mutua de volver a sentirse completos?, ¿verdaderamente habían encontrado la felicidad sentimental por separado?; en mi opinión, cuando el fuego no se ha apagado del todo los rescoldos corren peligro de volver a arder.

A aquellos que huís del género romántico y de este autor como de la pólvora os diré que, bajo mi punto de vista, estamos ante una historia que no se recrea en la parte más dulzona, aunque haberla hayla. Me encantaría llenaros de detalles, contaros dónde exactamente se encuentra la ternura y emotividad en la historia de esta pareja, pero creo que cuánto más vírgenes os acerquéis a Noah y a Allie más os acariciarán el corazón.

Os dejo un pedacito para abrir boca:

¿Y vosotros? Porque sois lo que leéis hoy seríais...
 




14 abril 2015

#80 NINA. DIARIO DE UNA ADOLESCENTE de Agustina Guerrero


Hace unos meses os hablaba de la volátil, de cómo me conquistó, de lo identificada que me sentía con ella (siempre teniendo en cuenta que Agustina no miente, exagera, jejeje). Pues bien, era inevitable que le diera la mano a Nina.



Si la volátil nos sumerge en el mundo de los treinta y tantos siempre invitándonos a reírnos de nosotras mismas, Nina nos lleva a la adolescencia, a esa etapa de nuestras vidas en la que un granito de arena es una montaña, en la que comprendernos es una asignatura difícil de aprobar y que otros lo hicieran una utopía bajo nuestro punto de vista. Una fase con muy mala fama presentada por Agustina Guerrero con dulzura. Sí, con dulzura, porque si la volátil me robó en su momento más de una risotada, Nina en cambio me dibujó sonrisas cargadas de ternura.






Nina es ingenua; Nina es inconformista; Nina es un torbellino... Y a sus 16 años, tiene un montón de dudas revoloteando por su cabeza... ¿Es normal sentirse un bicho raro? ¿Cómo puede saber si besa bien? ¿Por qué los adultos hablan otro idioma? ¿En qué quiere convertirse cuando sea mayor? y, en definitiva... ¿encontrará su lugar en el mundo? Una novela gráfica desbordante de sinceridad y de humor, y con una protagonista que llegará al corazón de las lectoras.
 

Me quedo con mi volátil, pero por la proximidad con la que me "habla" pues hace bastantes años que he dejado de ser adolescente.  Única y exclusivamente por eso, pues Nina sabe igualmente llegar al corazón con sus dudas existenciales, sus anécdotas...; en definitiva, con sus pequeñas grandes cosas. Me ha encantado montar con ella en esa montaña rusa en la que se vive a los 16 años, y me ha ratificado como fan de Agustina Guerrero :)


 ¿Y vosotros? ¿Ya habéis probado algo de Agustina?
 ¿Soléis leer novela gráfica?
 

31 marzo 2015

#79 LA EMPERATRIZ DE LOS ETÉREOS de Laura Gallego

LA EMPERATRIZ DE LOS ETÉREOS
Laura Gallego
Editorial Punto de Lectura
287 páginas

    Cuentan que, más allá de los Montes de Hielo, más allá de la Ciudad de Cristal, habita la Emperatriz en un deslumbrante palacio….

    Bipa no cree en los cuentos de hadas. No le interesa lo que pueda haber más allá de las Cuevas donde habita su gente. Pero cuando su amigo Aer, fascinado por la leyenda de la mítica Emperatriz, parte en un viaje hacia una muerte segura, Bipa irá a buscarlo, arriesgando su propia vida en un mundo de hielo bañado por la luz de la estrella azul, persiguiendo algo que puede no ser más que una quimera. ¿Existe de veras el Reino Etéreo? ¿Existe algo más allá de la confortable seguridad de las Cuevas? ¿O, por el contrario, no hay más que frío, muerte y oscuridad?


¿Estaríais dispuestos a dejar de padecer o de disfrutar de lo que nos define como seres humanos a cambio de la eternidad? No más hambre, ni dolor, ni frío... pero tampoco más emoción, ilusión...
Una vida corta pero humanamente intensa o "vivir" para siempre despojándonos de todo lo carnal.

La Emperatriz de los Etéreos nos arropa con un mundo de fantasía especialmente destinado al público más joven que nos irá desvelando poco a poco, a medida que recorremos sus puntadas, la reflexión última que atesora el calor de este tejido. Una reflexión tal vez más indicada para edades superiores pero que no deja de ser bienvenida para cualquiera.


«[...] ¿Qué podrías ofrecerle tú a cambio de la eternidad? ¿Qué puedes regalarle que valga más que la libertad? [...]

—Vivir la vida —dijo—, eso no tiene precio. Quien no haya pasado nunca frío no apreciará el valor de una hoguera. Quien nunca haya llorado no disfrutará de los momentos de risas. Quien no haya pasado hambre no valorará un plato de estofado caliente. Quien no conozca la muerte no sentirá amor por la vida.»


Fuente
Aer y Bipa habitan en las Cuevas protegidos de un mundo exterior gélido y hostil. Pero su infancia ha sido adornada con historias acerca de un lugar en el que el frío y el hambre no existen, un reino dirigido por una atractiva emperatriz en todos los sentidos, una tierra que se alimenta de leyendas maravillosas. Para Bipa todo son pamplinas, pero Aer se siente desde siempre inevitablemente atraído por ese mundo, un mundo al que presiente que pertenece y que anhela encontrar. Así, pasados los años, llegada la juventud, un buen día Aer desaparece y todos intuyen el viaje que ha decidido iniciar. ¿Sobrevivirá a la intemperie?, ¿llegará a conocer a la emperatriz?, ¿existe verdaderamente?, ¿conseguirá volver? A Bipa poco le importa la veracidad de la leyenda, lo único que quiere es recuperar a su amigo y decide arriesgar su vida por traerlo de vuelta a casa, ¿lo conseguirá?

Estamos ante una prenda que combina fantasia y aventura. Nos perderemos entre los hilos de la imaginación de Laura Gallego que tejerá nuevas criaturas, nuevos paisajes, nuevas formas de vivir; e iniciaremos un viaje lleno de avatares que encadenará una dificultad tras otra.

Le daremos la mano a dos personajes principales: Aer y Bipa, protagonistas absolutos de estas páginas. Dos jóvenes muy diferentes cuyos caracteres los alejan a la par que los atraen. Bipa, extremadamente lógica, realista, sincera sin paliativos y pragmática; Aer, soñador con todas las consecuencias de una mente que vuela lejos. A pesar de que sus diferencias parecen condenarles a no entenderse, en cierto modo se buscan, tal vez porque con un poquito del otro logran equilibrar en cierta medida los extremos que les forjan. Ellos y sus dispares puntos de vista contribuirán a ir enriqueciendo la reflexión final que, ya os adelanté, atesora esta historia.


    "La esperanza era un sentimiento positivo, o al menos eso decía la gente. Pero Bipa sabía la amarga verdad: la esperanza podía llegar a ser cruel, oh, sí, terriblemente cruel... Podía convertir a una muchacha enamorada en una mujer triste y débil, perdida en sus ensoñaciones y en recuerdos de un tiempo que no volvería. La esperanza podía trastornar a una persona hasta hacerle rozar la locura."


Una prenda que he vestido gustosa, que a pesar de confeccionarse en tallas pequeñas se ajusta sin problema a los que ya hace tiempo que precisamos otras mayores. Un bordado que me anima a repetir con esta aguja.

¿La habéis leído? ¿Y alguna otra novela de Laura Gallego? 
¿Recomendáis alguna en especial?