CAJONES

27 julio 2016

Recomienda que te recomiendo

¡Hola tejedores!

Hacía mucho tiempo que no aparecía por aquí con una entrada que no fuera la opinión personal de una lectura, así que ¡ya tocaba!

Esta vez, tengo que darle las gracias a Alice y su blog En el país de las maravillas, porque ha sido ella y su iniciativa Recomienda que te recomiendo la principal culpable de que hoy me pase por aquí a otros menesteres.

¿En qué consiste? Pues aquí os bordo a lo que En el país de las maravillas nos invita:

1.- El último lunes de cada mes Alice propone una temática.

2.- Los nominados tendrán que hacer una recomendación sobre la temática propuesta haciendo una entrada en su blog, y nominarán a 6 personas para que hagan su propia recomendación.

3.- Una vez realizado el paso nº2, se le comunica a Alice vía twitter (@PaisMaravillas1) o a través de su blog (entrada de la iniciativa) cuál ha sido nuestra recomendación.

Pues bien, el pasado lunes he sido una de las nominadas y la temática propuesta es... FANTASÍA


Confieso que no soy muy asidua de este género, aunque también tengo que reconocer que desde que he abierto este blog y he leído opiniones de todo tipo de lecturas, me he animado con temáticas y estilos que nunca hubiera imaginado tener entre mis manos años atrás.

Si tengo que hacer una recomendación se me vienen dos títulos a la cabeza y me cuesta bastante elegir entre ambos, así que me voy a decantar por el que puede obtenerse de forma gratuita y os hará descubrir a dos autoras a las que desde entonces sigo fielmente.



PÉTALOS DE PAPEL
Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Descarga gratuita en pdf y más información sobre el proyecto AQUÍ
Mi opinión personal AQUÍ
Aquel libro me arrastró dentro de sus páginas antes de que yo pudiera siquiera imaginar su secreto. La realidad cayó y se deshizo a mi alrededor. Al otro lado me esperaba él. Marcus Abberlain. Ni la distancia de mil mundos pudo evitar que le encontrara”.

"Vino en las alas de la primavera. Llegó de improviso, como las flores y los deseos. Se hizo un hueco en el corazón como sólo saben hacerlo los sueños que sobreviven al invierno. No fue el libro quien trajo a Ilyria Blackwood hasta aquí. Fue el destino".

Amyas, capital de Albion. Dicen que todos los días llega al reino al menos un nuevo visitante…
Todo tiene un orden impuesto en ese país inalcanzable: los nobles dictaminan sus normas escondidos tras sonrisas fingidas y bailes a medianoche. Los extranjeros, personajes alejados de las páginas de sus libros, están condenados a servirles. La sociedad ahoga y esclaviza sin que nadie se rebele contra ella.

Alterar el orden siempre es peligroso. Enamorarse es solo el principio.

Han comenzado a escribir la secuela pero tienen el proyecto aparcado en beneficio de otros que se traen entre manos, como por ejemplo la Saga Marabilia de Nocturna Ediciones, cuya primera parte ya está a la espera en mi estantería:

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.
Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. 
En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.
Érase una vez...






¿Os apetece saber más sobre este tándem y sus prendas? Os dejo el enlace a su blog 
Creando entre dos AQUÍ

Ahora llega la hora de nominar y... más que nombrar a 6 personas voy a invitar a todos los que os apetezca participar a hacerlo. ¿Por qué unirse? Porque es una iniciativa que recoge la esencia de este enorme costurero que es la blogosfera literaria: compartir lecturas y recomendar aquellas que nos han dejado huella de algún modo.




20 julio 2016

#91 ENCUÉNTRAME de Gilly Macmillan

ENCUÉNTRAME
Gilly Macmillan
Alianza Editorial
472 páginas
Traducción: María del Puerto Barruetabeña Díez
«Miré alrededor esperando que saliera, pero solo se oyó un absoluto silencio, como si el bosque estuviera conteniendo la respiración. En esa extraña calma mis ojos fueron subiendo hasta que se toparon con el cielo y vi que la oscuridad estaba empezando a extenderse igual que el fuego cuando avanza por un trozo de papel, retorciendo poco a poco los bordes hasta convertirlo todo en ceniza. En ese momento supe que Ben no estaba allí.» Ben Finch tiene ocho años. Desapareció una tarde de domingo, mientras paseaba por el bosque, en un momento en el que se despistó su madre, Rachel Jenner. Desesperada por encontrar a su hijo, Rachel ve cómo su infierno personal se convierte súbitamente en la noticia de cabecera de todos los medios, en la peor pesadilla de toda su vida. El mundo entero se le viene abajo. Al mismo tiempo que se lleva a cabo la búsqueda, Rachel tiene que enfrentarse no sólo a la ansiedad y al dolor de la pérdida de su hijo, sino también a las sospechas que se vierten en las redes sociales a través de páginas web, blogs, tuits... A Rachel no le queda nadie en quien confiar, ni siquiera su propia familia. Pero, ¿puede la sociedad confiar en Raquel? ¿Qué ocurrió realmente aquella fatídica tarde? El tiempo para encontrar a Ben con vida se agota.
 
Hace un par de meses comencé El bosque de los inocentes y en cuanto la crudeza de su trama me abofeteó renuncié, sin pensármelo dos veces, a seguir adelante con esa historia. Y es que, desde que soy madre hay ciertas temáticas que me cuestan enormemente porque destapan la caja de Pandora que mantiene bajo llave todos mis miedos, esos que no puedo controlar, esos que me hacen sentir impotente ante todos los horrores del mundo que sobrevuelan las cabezas de mis hijos. 

Es por ello que aún no me explico la atracción que sentí hacia esta prenda que hoy os traigo, como tampoco me explico lo que disfruté de su calor a pesar de la opresión en el pecho que me provocaba. Supongo que parte de su éxito conmigo radica en la forma en que está tejida y en el modo en que he empatizado con uno de sus personajes principales: Rachel, la madre de Ben.

Fuente
Encuéntrame está vertebrada por capítulos cortos narrados en su mayor parte en primera persona por
dos voces diferentes: por un lado Rachel, y por otro Jim (uno de los inspectores al frente de la investigación); el resto recoge las entrevistas de este último con su psicoterapeuta y las entradas que acerca del caso se publican en las webs con sus respectivos comentarios. Esta estructura, además de regalar una lectura ágil y de acercarnos muchísimo a dos personajes importantes de la novela, nos regala los dos puntos de vista principales de una trama de este tipo: la familia y las fuerzas del orden encargadas de resolver el caso. 

Como ya os recalco con anterioridad, no me ha costado nada en absoluto empatizar con Rachel, la madre de Ben. En mi opinión, este personaje queda tan bien bordado que he sufrido con ella, la he comprendido... disculpado... Que sea ella misma en primera persona la que nos abra su cabeza y su corazón  nos ayuda a acompañarla en este momento tan complicado. En cuanto a Jim... confieso que me he quedado con ganas de ahondar aún más en él. A pesar de ser él quien habla y a pesar de tener transcripción de lo que su psicoterapeuta le va sonsacando porquito a poco, es un personaje más bien hermético, celoso de sus sentimientos más complicados, y me he quedado con ganas de arañar su coraza aún más. El resto de personajes están bien dibujados a través del lápiz de nuestros dos narradores y creados todos de manera acertada, con su cometido en la trama y sus secretos por descubrir.

Y si bien es una historia que me ha resultado visceral en cuanto a las emociones que me ha removido por dentro, también la he encontrado reflexiva por lo que nos invita a cavilar: vivimos en una sociedad en la que somos muy dados a los juicios públicos, a dejar que las redes sociales (donde, no olvidemos, cualquiera puede compartir impunemente lo que desee) erijan rey o dilapiden; y no nos paramos a pensar en las terribles consecuencias de esos actos aparentemente inofensivos. La inmediatez que regala el teclado de un móvil, tablet u ordernador, fagocita el período de reflexión de nuestros actos.

Así pues, me topé con una lectura que me absorvió, me emocionó y me reconcilió en cierto modo con una temática tabú gracias a la delicadeza (a pesar de todo) con la que la trata. Y como es fácil concluir, es una prenda muy bienvenida a mi armario que aconsejo probarse.



07 julio 2016

#90 EL CUADERNO DE AROHA de Francesc Miralles

EL CUADERNO DE AROHA
Francesc Miralles
Editorial Destino
160 páginas
Josan pasa las vacaciones de verano con su abuelo en un hotel de la costa. Mientras trata de planificar el futuro inmediato, dedica su tiempo a leer libros de filosofía y a interrogarse sobre lo
divino y lo humano. 
Durante una siesta fallida, encuentra bajo el colchón de su cama un diario como los que guardaba su abuela de su infancia. Sobre las tapas de cuero, alguien ha escrito con purpurina plateada: DIARIO DE AROHA.
Fascinado con este hallazgo, Josan pasa los días siguientes leyendo el diario de una joven que, a punto de cumplir los dieciocho, dice odiar a sus adinerados padres y todo lo que ellos han dispuesto para su vida.
Dentro del diario, Josan encuentra una fotografía. Detrás de ella, Aroha ha escrito: «Búscame y te encontrarás».

Fuente


Si buscamos el término depresión en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua encontramos una cuarta acepción que dice:
      4. f. Psicol.y Psiquiatr. Síndrome caracterizado por una tristeza profunda por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos.
Así, planteado tan asépticamente, no parece gran cosa pero sólo si la has padecido o has tenido a alguien cerca que la ha sufrido, sabrás el verdadero efecto devastador que tiene este síndrome esta enfermedad.

Cuando al comenzar esta lectura descubrí que se nos presentaba a un protagonista adolescente deprimido, me froté las manos. Me parece un tema interesantísimo y muy de actualidad: hoy día vivimos en una sociedad tan exigente en la que se vive tan rápido y se prejuzga tanto que la adolescencia se recrudece, y son muchos los jóvenes que necesitan apoyo psicológico (aunque no todos lo reconozcan o dispongan de medios suficientes para detectarlo).  Así que sí, me froté las manos y engordé unas expectativas que en principio eran inexistentes (me adentré en esta historia sin saber muy bien qué esperar de ella). Pero, desgraciadamente, he de decir que fue precisamente este aspecto el que más me ha decepcionado de la novela: Francesc ha desarrollado muchos temas muy interesantes pero, y sobre todo este, se han quedado en mi opinión un poco cojos.

Josan nos habla de cómo se siente, de la medicación, de sus inquietudes y miedos... pero de una forma muy somera,  su enfermedad se plantea como una característica más de su propia persona (como pudiera estar planteándonos que su pelo es negro y rizado o que le gusta bañarse en el mar) y ahí se queda. Nos quedaremos con la intriga de la evolución de muchos aspectos emocionales de este chico. Conoceremos su experiencia durante estas vacaciones pero nos quedaremos con las ganas de averiguar cómo va a determinar su futuro y, sobre todo, su salud (si es que lo va a deteminar de algún modo).
 
En definitiva, si destaco algo de esta lectura son los planteamientos tan interesantes que hace, aspectos sobre los que nunca viene mal reflexionar tengas la edad que tengas: vivir el ahora, aprender a apreciar la sencillez y a la vez grandeza de las pequeñas cosas; amar sin más, sin condiciones... pero, la verdad, creo que todo ello hubiera dado para mucho más de lo que contiene El Cuaderno de Aroha.

Una prenda cortita que me ha dejado un sabor agridulce. Un tejido cuyos colores me prometían darle vida a mi armario, pero se ha quedado en eso: una promesa.

11 junio 2016

#89 UN REFUGIO EN KATMANDÚ de Ángeles Ibirika


Editorial Planeta
416 páginas
Primer capítulo
Matthew jamás pensó que su exitosa carrera como jugador de béisbol se truncaría por decisión propia; que desaparecería de la faz de la tierra para embarcarse en una peligrosa aventura en el desconocido Nepal; que en la milenaria ciudad de Katmandú, entre tradiciones que ni entendería ni compartiría, encontraría el amor de su vida; que su plan inicial acabaría en desastre y se vería obligado a trazar un desesperado plan B, ni que con el paso del tiempo llegaría a creer que aquello no saldría bien. Sin embargo, siempre supo que llegaría hasta el final arriesgando su libertad, y hasta su vida, si era necesario, para conseguirlo. Pero en la vida, más aún en el país de un millón de dioses, todo ocurre en los momentos más inesperados y por las razones más insospechadas.


Animarme a vestir una prenda de Ángeles Ibirika es siempre una apuesta segura, y es que es una de mis agujas favoritas. ¡Me resulta tan sencillo recorrer los puntos de sus bordados! Cada prenda tiene su propio colorido pero de todas saco algún tono que me enamora.

En esta historia Ángeles abandona su zona de confort en lo que ambientación se refiere, y nos transporta a un lugar y unas costumbres que nada tienen que ver con nuestro mundo occidental. En mi opinión, este es el principal atractivo de esta novela; este y la trama de fondo, de la que no diré esta boca es mía porque otro punto fuerte de esta historia es que desde la primera página estás deseando conocer qué ha movido al protagonista a buscar un refugio en Katmandú.

Hay una historia de amor, ¿cómo no?, pero si buscas género romántico en estado puro... esta NO es tu historia. Hay una temática peliaguda y por desgracia bastante actual de la que, repito, no voy a hablar porque creo que estropearía la experiencia lectora. Y hay una bonita inmersión en la cultura nepalí, por lo que alabo la documentación que está en la base de esta novela.

26 abril 2016

#88 UN HOTEL EN NINGUNA PARTE de Mónica Gutiérrez

UN HOTEL EN NINGUNA PARTE
Mónica Gutiérrez
Autopublicación de Amazon
186 páginas
¿Quién dijo que las segundas oportunidades no podían ser las mejores? No importa lo mucho que te escondas: cuando el amor viene a por ti, te encuentra.
A Emma Voltarás no le queda nada: ni trabajo, ni casa, ni pareja. Por eso acepta una oferta para trabajar todo el invierno en El Bosc de les Fades, un hotel escondido en un bosque. Allí aprenderá que todo lugar extraordinario esconde secretos pero ¿no es ese el mejor punto de partida para empezar de nuevo? Y es que cuando no te queda nada allí de donde vienes no tienes más remedio que seguir adelante.


Emma pronto descubrirá que la amistad puede encontrarse en cualquier lugar, por muy escondido que esté, quizás de la mano de una camarera de habitaciones hada madrina, o de una niña extraordinaria, o de un viejo escritor necesitado de ternura, o de un cocinero que le abrirá las puertas de los escenarios, o de un surfero que se hace mayor a su pesar, o de una jardinera susceptible; o, quizás de la mano de un hombre huraño y maravilloso capaz de devolverle la ilusión por volver a bailar sobre zapatos de cristal entre las flores de un jardín encantado.


Sin mapas.
Sin prisas.
Sin condiciones.
Ven a perderte en El Bosc de les Fades.


Madre de dos niños de 27 y 9 meses respectivamente, entre nosotros, más de una vez me ha tentado perderme unos días en un hotel en ninguna parte y, qué queréis que os diga, El Bosc de les Fades sería un candidato perfecto.

18 abril 2016

En abril, libros mil


Pues eso, se aproxima el día del libro y desde el grupo de tarrolibreros (que ya me habéis leído mentar varias veces) hemos decido celebrarlo con una nueva iniciativa:

Es una dinámica muy similar a la anterior iniciativa del 8 de marzo. Vosotros y vosotras, quienes os unáis, deberéis colgar en vuestro muro de Facebook, blogs, Twitter o demás redes sociales UN LIBRO SELECCIONADO PARA LA OCASIÓN. La diferencia principal radica en el libro a escoger; ha de ser UN LIBRO SOBRE LIBROS Y/O LIBRERÍAS. No tienen que ser libros únicamente de ficción- novelas, vaya- sino ensayos, libros de curiosidades, historia del libro,... lo que vosotros y vosotras gustéis pero con el libro como protagonista.Y debéis además seleccionar y destacar una frase o cita del libro- no demasiado larga- que os guste particularmente. Carmen Forján (capitana de de este barco)

30 marzo 2016

#87 UNA TARTA DE MANZANA LLENA DE ESPERANZA de Sarah Moore Fitzgerald

Sarah Moore Fitzgerald
MAEVA Young
200 Páginas
Oscar Dunleavy, un chico con un brillo especial, bondadoso, generoso, inteligente y sobre todo optimista, tiene un secreto. Sabe preparar unas tartas de manzana «casi mágicas». Todos aquellos que las prueban se contagian inmediatamente de una gran alegría y felicidad. Pero un día Oscar desaparece, y todo el mundo asume que ha fallecido. Solo Meg, su mejor amiga, y Stevie, el hermano pequeño de Oscar, se niegan a aceptarlo. Juntos empiezan a investigar, decididos a descubrir qué le ha podido suceder, y en esta búsqueda épica, los tres chicos aprenderán una valiosa lección.



¡Ay, la adolescencia! Cuando llegamos a la edad adulta y echamos la vista atrás somos conscientes de que es una época complicada en la vida de cualquiera, pero también asumimos que aquello... "no eran preocupaciones comparables con las que nos aguardan los años, ¡dónde va a parar!". 

Pues no, no son comparables, con el tiempo la vida se pone más seria pero... tal vez porque estamos menos preparados, porque aún no nos han presentado como es debido a nosotros mismos, porque las inseguridades campan a sus anchas, porque nos creemos mayores cuando hace dos días que nos ha abandonado la infancia; tal vez por todo eso o por otras razones que ahora mismo no acuden a mi cabeza se dan situaciones en ese momento vital concreto que pueden resultar sencillas pero que se convierten en dramáticas.

Una tarta de manzana llena de esperanza se prepara mezclando muchos ingredientes y horneándola a fuego lento, con mimo. La historia que esconde contiene las mismas características.