30 diciembre 2014

#75 NADA de Carmen Laforet

NADA
Carmen Laforet
Editorial Destino
304 páginas

Andrea llega a Barcelona para estudiar Letras. Sus ilusiones chocan, inmediatamente, con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en casa de su abuela. Andrea relata el contraste entre este sórdido microcosmos familiar poblado de seres extraños y apasionantes y la frágil cordialidad de sus relaciones universitarias, centradas en la bella y luminosa Ena. Finalmente los dos mundos convergen en un diálogo dramático. Comparada por la crítica con Cumbres borrascosas, Nada destaca tanto por su prosa fresca y directa como por la extraordinaria sensibilidad en la recreación de una voz femenina. Cuando el libro acaba, el lector tiene la seguridad de poder encontrar, al volver la esquina, a una muchacha pálida y triste, con toda la fuerza de su juventud condensada en el mirar. Es Andrea, absorta, queriendo algo, sin saber qué. Como el resto de los protagonistas, ha nacido a la vida real por un prodigio de la creación artística. 
 
  
La guerra, devastadora es su llama al igual que lo son las cenizas que deja. Las bombas sesgan vidas y hacen aflorar miserias en el solar material y espiritual que dejan a su paso. Cuando una prenda promete regalarme el frío, más que el calor, de una historia de este tipo, suelo aceptarla (y si hablamos de la Guerra Civil Española, mas atraída me siento aún por ser un pedacito de mi pueblo) aún sabiendo que seguramente sufra. Es por ello que cuando Marilú en su Cuentalibros, sorteó este título con el fin de dar difusión a la iniciativa malagueña de Más libros libres, no dudé en participar y conseguí gracias a un golpe de suerte que ese librito llegara a casa ^^ (no se trata de la edición que recojo en esta reseña, estoy pasando las fiestas en mi tierra y no dispongo del libro exacto para hacerle una fotito).

Pasaron los meses y no encontraba el momento de ponerme con él (ya sabéis, esa lista de pendientes que nunca merma y siempre se reproduce), pero de la mano del reto Serendipia Recomienda de Mónica llegó su momento.
 
Fuente

Nada está ambientada en la posguerra española y nos acerca la historia de Andrea, una jovencita que viaja a Barcelona para iniciar sus estudios y que, puesto que tiene familia allí, decide regresar a la casa familiar. Pero... ay, ay, ay, esa casa y quienes en ella habitan ya no son lo que eran y lo que prometía ser un hogar y compañía cómodos acaba siendo, si me permitís la expresión, la casa de los horrores. Nada, nada es lo que el piso de la calle Aribau le ofrece a Andrea: ni sustento, ni cariño, sólo la implacable dureza de las miserias humanas.
 
Una historia que refleja la cara y la cruz de una sociedad. Por un lado, la decadencia de una clase que tal vez fue media pero que ahora debe sobrevivir vendiendo todo lo vendible y comiendo pan con pan. Por otro, una alta sociedad que apenas ha notado cambios en su modo de vida. Andrea nadará entre esas dos aguas: sufrirá el hambre y el disconfort de un hogar que ya no puede calificarse como tal, presenciará malos tratos, discusiones... nada encontrará en su familia para nutrir el alma y el cuerpo; y también vivirá la bohemia estudiantil y el calor de las fiestas y reuniones a las que su amiga Ena, de familia bien, tendrá el gusto de llevarla.
 
Una prenda que, más que desarrollar una trama, nos describe años en una vida que son dignos de contar por su crudeza. Un tejido que en el fondo nos hace llegar el mensaje de que se puede volver a empezar. Pero lo que más me ha sorprendido de este tejido es la pericia con que sus puntadas están dadas teniendo en cuenta que es la ópera prima de Carmen Laforet. Sí, sin duda es lo que más destacó de esta novela y lo que me impulsa a darle valor. De otra manera, ha sido una lectura más que sin disgustarme tampoco será una de mis destacadas de este año.
 
 

28 diciembre 2014

¡FELICES FIESTAS!

 
Ainssss... Este año me ha pillado el toro, pero no puedo dejar estos días sin desearos lo mejor.
 
 
 
Nunca dejéis de tejer sueños con los que abrigaros de las tempestades de la vida.
 
FELICES FIESTAS

21 diciembre 2014

Amigo invisible 2014

¡Hola tejedores!


Cada año por estas fechas me gusta participar en alguno de los muchos amigos invisibles que se organizan por la blogosfera.
 
 
Esta vez me animé con el que organizó Alice del blog En el país de las maravillas y estoy encantada con el resultado :)
 
Neftis, del blog Nadie está solo, resultó ser mi amiga invisible y... no veas, no veas... el sorpresón que me esperaba.

Ahí va la foto de familia, sí, sí, ¡foto de familia!, de familia numerosa, !casi no me caben en plano!

 
Como podéis ver, el paquetin llegó bien llenito de cosas y de todo tipo.
 

 
Pero al grano: la prenda en cuestión que ya se ha adjudicado una percha en mi armario es Lo que encontré bajo el sofá de Eloy Moreno. Le tengo muchas ganas, así que me hizo muchísima ilusión tenerla en mis manos. Y también para arroparme, Neftis me ha adjuntado un pequeño tejido con tres relatos de Edgar Allan Poe cuyo calor estoy segura que disfrutaré.
 
Las chucherías también son bienvenidas jiji. Ains... esta Navidad se presenta golosa.
 
 
Y no solamente llegaron prendas con las que arroparme, también lienzos sobre los que bordar.
Pequeños y coquetos pero sobre todo, muy literarios. Me encantan.
 
Pero la cosa no acaba aquí:
Chapas, marcapáginas... y una bolsa conmemorativa del 50 aniversario de Mafalda,
así como un ejemplar de la revista Mercurio.
 



En definitiva, como podéis ver... ha sido un ¡super amigo invisible!
Muchas gracias a Neftis por esta sorpresa, y muchas gracias a Alice por organizarlo.
 

03 diciembre 2014

#74 ORLANDO de Virginia Woolf

Alianza Editorial
304 páginas
Novela difícilmente clasificable llena de andanzas, de encanto y de maravillosa extrañeza, ”Orlando” (1928) narra los avatares a lo largo de más de trescientos años de quien empieza siendo un caballero de la corte isabelina inglesa y acaba siendo mujer en el siglo XX. Producto en parte de la ambigua pasión de Virginia Woolf (1882-1941) por Vita Sackville-West y antecedente singular del realismo fantástico, la historia de su protagonista, ambientada siempre en sugerentes escenarios e impregnada por la particular obsesión de su autora por el transcurso del tiempo, se desliza como un deslumbrante cuento de hadas ante los fascinados ojos del lector.


En fin, cómo comenzar... es la primera vez que comparto con vosotros mi opinión sobre una prenda cuyos puntos no he recorrido hasta el final :(  Y no es que la haya abandonado para no volver jamas a acariciarla, sino que estoy bastante segura de que quedará dobladita en el cajón durante una buena temporada y para entonces ya no podré compartir mi experiencia con todos los que participáis en el Reto Escritoras Únicas.

Como ya os comenté en la anterior entrada cuando os presentaba a Irene Nemirovsky, tenía muy claro que quería acariciar los tejidos de Virginia Woolf, aguja archiconocida de la que nunca había catado nada, así que me puse a ello y tras unas cuantas vueltas decidí darle una oportunidad a Orlando. 

Imagen de la película
¿Y quién es Orlando? Pues así, sin más complicaciones puedo decir que es  un caballero de la corte isabelina amante de las letras y de otros menesteres poco propios de la nobleza de aquel tiempo. Enamoradizo, poco seguidor de las armas y muy descuidado de lo considerado meritorio en su clase social. Y, como ya podéis intuir... no he llegado a la parte en la que decide cambiar de sexo por lo que desconozco el porqué de su decisión y, reconozco, me puede la curiosidad así que seguramente acabe descubriéndolo aunque sea mas tarde que pronto.

Estamos ante una biografía en la que el narrador-biógrafo relata con mucha ironía los avatares de nuestro protagonista. Esa ironía es uno de los puntos fuertes de la historia, me ha arrancado mas de una sonrisa y despertado compasión por el pobre Orlando.

La aguja de Woolf me ha parecido fantástica. Borda con muchísimo cuidado. En esta obra en concreto, no sé en la demás, abundan las metáforas y las perífrasis: es capaz de dar vueltas y vueltas con un lenguaje exquisito y las ideas perfectamente hiladas para construir el hecho concreto que debe ser narrado. Y es justo aquí donde me topé de bruces con mi encrucijada personal: me maravillaba ante esa forma de tejer símiles fantásticos y sin dejar ni un cabo suelto a pesar de lo largo de las oraciones y las ideas, y a la par me alejaba del meollo de la cuestión y me hacia perder interés :( 

Sí, he sabido apreciar la genialidad literaria de esta mujer pero no he logrado hermanar con su historia, al menos con esta, aunque por lo que he podido leer de otras obras suyas... si probara con otro titulo me encontraría probablemente con una experiencia similar. Tal vez me encuentre ante una de esas agujas de las que no paro de atesorar retales que me dejan con la boca abierta pero con cuyas prendas completas no acabo de sentirme favorecida ;-)

Fuente
"[...] Orlando era un Hidalgo que padecía del amor de la literatura. Muchas personas de su
tiempo, aún más las de su rango, estaban al mal y quedaban en libertad de correr, de cabalgar o de enamorarse a su gusto. Pero a algunos los contaminaba un germen nacido del polen del asfódelo, traído por los vientos de Grecia y de Italia, y de naturaleza tan perniciosa que detenía la mano lista para el golpe, velaba el ojo que buscaba su presa y entorpecía la lengua que estaba declarando amor. La faltas naturaleza de ese morbo sustituía a la realidad un fantasma, de suerte que Orlando, a quién la fortuna le había otorgado todos los dones —platería, lencería, casas, sirvientes, alfombras, camas en profusión—, no tenía más que abrir un libro para esa vasta acumulación se hiciera humo. Desaparecían los nueve acres de piedra que eran su casa; se evaporaban los ciento cincuenta sirvientes; se volvían invisibles los ochenta caballos de silla; sería prolijo enumerar las alfombras, divanes, tapicerías, porcelanas, platerías, vinagreras, calentadores y otros bienes muebles, a veces de oro macizo, que se desvanecían bajo la misma como niebla marina. Así era, y Orlando se quedaba sólo, leyendo, un homo desnudo."


¿Y vosotros? ¿Habéis probado a Virginia Wolf? ¿Qué os ha parecido?

19 noviembre 2014

#73 EL BAILE de Irene Nemirovsky

96 páginas
Instalados en un lujoso piso de París, los Kampf poseen todo lo que el dinero puede comprar, excepto lo más difícil: el reconocimiento de la alta sociedad francesa. Así pues, con el propósito de obtener el codiciado premio, preparan un gran baile para doscientos invitados, un magno acontecimiento social que para el señor y la señora Kampf supondrá, respectivamente, una excelente inversión y la soñada apoteosis mundana. Pero en casa de los Kampf no todos comparten el mismo entusiasmo. Herida en su orgullo por la prohibición materna de asistir al ágape, Antoinette, de catorce años, observa con amargura los agitados preparativos del baile y siente que ha llegado la ocasión de enfrentarse a su madre, afirmarse a sí misma y realizar su propia entrada en la edad adulta. Con un breve gesto, tan impulsivo como espontáneo, provoca una situación absurda que culminará en un final dramático y revelador.




Cuando Ana, Meg y Marilú  nos propusieron a comienzos de año el reto de leer durante el mismo obras de mujeres brillantes y destacadas dentro del mundo literario, el reto de acercarnos durante todo el 2014 a escritoras únicas; elegí a Virginia Woolf y a Patricia Highsmith como compañeras de viaje más que nada porque siempre las había tenido en el punto de mira. Pero oye, según nos fueron acercando la biografía de cada una de ellas... más maravillaba me hallaba y más atraída por otros nombres. Muchas fueron mujeres transgresoras en su época y otras sufrieron las fatalidades de las guerras con las que fueron contemporáneas, este es el caso de Irene Nemirovsky: la II Guerra Mundial marcó fatalmente el destino de esta aguja. Judía convertida al catolicismo, falleció en Auschwitz en 1942.


Fuente

Así que decidí tantearla con una prenda de entretiempo, de estas que por sus características son una excelente transición entre dos más consistentes. El baile es una novelita corta que se devora en una sentada. Sencilla, fluida, con un buen equilibrio entre diálogos y descripciones. Una historia que, creo, posee mayor trasfondo del que a primera vista puede parecer.

10 noviembre 2014

#72 MI HERMANA VIVE SOBRE LA REPISA DE LA CHIMENEA de Annabel Pitcher

Editorial Siruela
232 páginas
 Esta historia de la lucha de un niño por recuperar a su familia desgarra y conmueve, pero está también llena de humor y esperanza. La voz de Jamie tiene tanta fuerza que uno no puede evitar ponerse de su parte y ver el mundo a través de sus ojos.

Han pasado cinco años desde que Rose murió en un atentado terrorista islámico en el centro de Londres. Su hermano Jamie, de diez años, no ha podido llorar todavía, aunque sabe que debería hacerlo porque toda su familia lo hizo. Las cosas no van nada bien desde entonces: su padre bebe cada vez más, su madre los ha abandonado, Jasmine, la gemela de Rose, ha dejado de comer y Jamie tiene muchas preguntas que nadie le responde. Pero un día un anuncio de televisión le hace soñar con que todo vuelva a ser como antes… 
 
«Está contado con tanta ternura y humor que no he dejado de recomendarlo desde que lo he leído.»
J. Cremades, El Mundo

«Es conmovedora hasta extremos que no puedo explicar.»                                  
M. Rivera de la Cruz

«La voz de este niño atrapa.» 
M.ª J. Obiol, El País

«Impresionante debut.»
The Bookseller

«Cautiva tanto a jóvenes como a adultos.»    
S. Hernández, La Vanguardia



Duelo. Quien más y quien menos desgraciada e inevitablemente conoce su significado emocionalmente hablando. En mi opinión, hay tantos duelos como personas que lo padezcan, tantas maneras de sufrirlo como almas que traten de sobrellevarlo. Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea es la historia de un duelo o, mejor dicho, de todos y cada uno de los duelos que puede llegar a desencadenar una pérdida.

03 noviembre 2014

Y de repente un "te quiero"

¡Hola tejedores!

Mientras los hilos de otra reseña terminan de entretejerse, esta semana vengo con una de mis labores.

Si os animáis a arroparos con ella, muchísimas gracias por vuestro tiempo porque ese... ese no tiene precio.

La imagen os llevará a ese lugar donde se mis locuras hacen piña,
a ese cuaderno lleno de desvaríos ;-)




Amigo invisible navideño



Muchísimas gracias por leerme
Muchísimas gracias por estar ahí