12 julio 2012

TEJIENDO IDEAS


Hay días claros en los que las historias son madejas esponjosas, bien formadas, coloridas, y mi única tarea es enhebrar la aguja y tejer.
Hay otros en los que, no me queda más que enfrentarme a la farragosa tarea de deshacer el enredo y los nudos que no dejan correr el hilo.
Pero no importa cuan sencillo o complicado resulte, la suavidad con la fluya la lana o la aspereza con la que arañe mis dedos, crear siempre es un proceso liberador.


2 comentarios:

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)