19 agosto 2012

#20. POR LOS PELOS - Marian Keyes


SINOPSIS

Tara: treintañera, con serios problemas de autoestima y un novio que se dedica a criticarla. Katherine: treintañera, incapaz de aventurarse a tener cualquier clase de relación con un hombre. Fintan: treintañero, gay con pareja que trata de ayudar a sus dos mejores amigas para que sean felices. Preocupaciones comunes: una pareja estable, el sexo, el peso y el empleo. Aficiones comunes: emborracharse juntos y contarse sus más íntimos secretos. La última oportunidad: llegará a través de los deseos de un moribundo. Es entonces cuando podrán salvarse por los pelos de una existencia infeliz. Con un realismo que entronca con la gran tradición narrativa irlandesa, no exento de humor, Marian Keyes nos deleita en Por los pelos con las peripecias de estos jóvenes, en la línea del Diario de Bridget Jones, pero retratando magistralmente las contradicciones de los protagonistas y con un sólido sentido de la vida real.


La lectura de este libro ha sido para mí una auténtica montaña rusa. Como esa prenda que tanteas en la tienda y acabas comprando entusiasmada por las adulaciones recibidas, pero que luego, lejos de la emoción compartida en el comercio y una vez con ella en casa no te convence :-/, no te sientes cómoda con ese atuendo. Hasta que de repente un día, sin explicación aparente, parece favorecerte y no dejas de elegirla de entre todo tu vestuario.


Me animé a enredarme con esta historia a raíz de varias reseñas leídas en blogs amigos. No se ajustaba a mis preferencias pero… ¡qué narices! Últimamente ya no tenía preferencias, ¡sucumbía a todo lo que caía en mis manos! Lo empecé con entusiasmo pero… esa exaltación comenzó a ser inversamente proporcional al número de páginas leídas. Sus personajes no me convencían en absoluto, ¡no simpatizaba con ninguno! :-O

Tara: treintañera con problemas de autoestima, lo dice la sinopsis y resulta una evidencia desde el principio pero, lejos de despertar mi compasión y deseos de escucharla y tenderle la mano, alimentaba mis ganas de dejarla con un palmo de narices y una prescripción de “espabilina”. Supongo que parte de culpa la tiene su novio.

Thomas: novio de Tara y cavernícola a tiempo completo. Es un personaje secundario pero es inevitable mencionarlo. Os prometo que las perlas que surgen de su boquita de piñón... alimentan la indignación de cualquiera, y es entonces cuando confirmas que sí, que solo alguien con la autoestima bajo mínimos puede haberse enamorado de este espécimen.

Katherine: esa incapacidad para comenzar cualquier tipo de relación no se reduce exclusivamente a los hombres. Vive como una autómata y sólo pierde muuuuuy ligeramente el control cuando disfruta de los encuentros con sus amigos (resto de protagonistas). Vislumbraba que tarde o temprano sabría el porqué de su actitud e iba a sorprenderme, pero de momento no parecía aportar gran cosa.

Fintan: “el amigo gay que todas las mujeres desean”. Entiende de moda… te aconseja sobre todo tipo de temas femeninos… Cumple perfectamente con el estereotipo establecido. Lo que me apenaba era que un personaje gay estuviera tan tan tan encuadrado en ese cliché tan manido.

En fin, con este panorama, avanzaba en la historia pero sin estar muy convencida de que en algún momento disfrutara de esta lectura. Empezaba a no sentirme en absoluto cómoda con esta prenda. Pero… entonces llegó el punto en el que las cosas parecían empezar a cambiar, llegó ese momento que la sinopsis denomina “última oportunidad”. Los personajes comenzaron a mostrar un poquito más de trasfondo, y la historia algo más de intensidad. Nuestros personajes debían hacer cambios en su vida para los que no estaban preparados, pero… ¿quién está preparado para lo que la vida nos depara?

Reconciliarse con uno mismo y con el pasado, coger el toro por los cuernos y apostar por un futuro diferente, afrontar los miedos, lograr el cambio o al menos luchar por él... Ahora comenzaba a gustarme ese trapito por las reflexiones que me regalaba cuando lo llevaba puesto. Y, aunque no sé si sería capaz de recomendar su lectura, sí que puedo afirmar que tampoco me arrepiento en absoluto de haberlo leído.



"No conseguía dormir más de tres horas por noche y se pasaba el resto deambulando por el piso, fumando un cigarrillo tras otro. Se volvió incapaz de actuar con normalidad. Olvidaba aclararse el acondicionador para el pelo. Iba a trabajar en sábado y se sorprendía al ver el edificio cerrado. Iba a la oficina en coche, regresaba en metro y a la mañana siguiente, cuando no encontraba su coche pensaba que se lo había robado. Destapaba un yogur, lo arrojaba a la basura y se quedaba mirando fijamente la tapa, preguntándose qué había hecho mal"

"Para su sorpresa, algo cambió en su interior. Un sólo día - anodino por el simple hecho de estar disponible, sin valor porque había tantos otros - apareció ante ella en primerísimo plano y floreció hasta que cada detalle le pareció entrañable y precioso. Tan valioso como un diamante, desde el despertar con la expectación de la mañana hasta el momento de relajarse a la luz mortecina del atardecer. Sintió la necesidad imperiosa de llenarlo, de aprovecharlo con inteligencia, de hacer todas las cosas deseables, las cosas verdaderamente importantes".



POR LO PELOS
Marian Keyes

4 comentarios:

  1. No lo he leido
    Interesante reseña
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Anuca!no me he leído el libro,pero no sé si me quedan ganas de leerlo...jajaja
    Ya me hice seguidora de tu blog,que me parece súper chulo!
    Un besazo guapa! ;) ;) ;)

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, gracias por la info, besos Lou

    ResponderEliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)