31 octubre 2012

VIVIR MURIENDO * bordando para Adictos a la Escritura

¡Hola tejedores!

He comenzado a participar en la plataforma ADICTOS A LA ESCRITURA y
estoy encantada.

 

Es una oportunidad fabulosa de compartir mi pasión con otros bordadores de historias pero, sobre todo, de superarme a mí misma en este vicio de
tejer ideas y coser palabras.

El funcionamiento es sencillo, cada mes se abre un proyecto nuevo. 
¿Qué significa? 
Pues que fruto de un proceso de votaciones saldrá elegido un tema
sobre el que tendremos que escribir.

Y ahora os preguntaréis...
¿Cuál es el tema de este mes?
Os daré una pista


Como no podía ser de otra manera... ¡¡HALLOWEEN!! 

Concretamente nuestro relato debe abordar el concepto primigenio de la festividad, es decir,  la noche en la que el mundo de los vivos y de los muertos se mezclan. Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el de los muertos se estrechaba con el cambio de estaciones, permitiendo a los espíritus pasar a través de ella.

En mi última locura TRUCO O TRATO, publicada en la Revista Palabras de este mes, os comenté el reto que supuso para mí tejer una historia con unos colores que nunca, nunca, había utilizado. Pues bien, ¡repetimos!
Espero que os guste

 PROYECTO DE OCTUBRE: LOS DOS MUNDOS


«Muerta en vida», ese es el calificativo más frecuente que he recibido durante los últimos meses. Hablan a mis espaldas, piensan que no les oigo, ¡como si el dolor también me hubiera vuelto sorda! No me importa, nada me importa, sólo lamento no estar de acuerdo. ¿Muerta? Si eso fuera cierto no sentiría nada, no padecería la frialdad de esta pena helándome las entrañas y convirtiéndolas en escarcha quebradiza. Estoy a punto de romperme por dentro y ese “a punto” es la tortura de cada día.
Muerta. No, no estoy muerta aunque debería estarlo pero carezco de la valentía suficiente para hacer lo que hay que hacer. Él sí está muerto, y esa certeza abre mis venas en canal desangrándome eternamente.
Los días pasan pero me resultan todos iguales. No he vuelto a trabajar, Depresión Postraumática dicen. Yo digo: castigo y bien merecido. No salgo, apenas como, nunca tomo la mano que me tienden mis familiares y amigos. Mi sino es consumirme sin más.
Y hoy, hoy es «la noche de los muertos vivientes» y el apelativo me roba una sonrisa sarcástica. Nunca me ha gustado esta festividad tan poco nuestra pero no puedo evitar acercarme a la ventana a observar la tétrica algarabía: brujas, fantasmas, Frankensteins, zombis… Me quedo absorta contemplando esa alegría tan ajena y entonces… lo veo. Mis ojos no pueden estar más abiertos, mi boca suelta un gemido y mi escuálido cuerpo tiembla. No,  ¡no puede ser posible!
Lleva la misma ropa que la fatídica noche y su rostro irradia la misma ternura que me regaló todos los años que estuvimos juntos. Se acerca lentamente a la ventana y su palidez me ciega pero me esfuerzo por mantener mis ojos abiertos. Me mira fijamente y su gesto cambia mostrando preocupación. Levanta su mano y la apoya suavemente sobre el cristal de mi ventana, yo hago lo propio acercando la mía a la suya sin dejar de mirarle y sin poder evitar que las lágrimas se desborden por mis mejillas.

−Mi amor, tú no tuviste la culpa −dice acariciándome con la mirada−. No tuviste la culpa.

Su voz me llega en un susurro, lejana pero directa al centro de mi dolor. Miles de imágenes se suceden en mi mente: las risas, los besos, los planes, el coche, unos faros, un volantazo, el quitamiedos, la oscuridad… Me derrumbo, los sollozos me ahogan, el llanto me nubla la vista y lucho desconsoladamente por deshacerme de las lágrimas que se cuajan sin descanso en mis ojos impidiéndome verle con nitidez. Cuando por fin lo consigo ya no está. Me quedo pegada al cristal durante horas pero… ya no está. La realidad me golpea despiadadamente, su ausencia vuelve a inundarme, pero ahora una semilla de esperanza rebusca entre los restos de tierra fértil que aún luchan por no volverse yermos en mi interior: el anhelo de volverle a ver el próximo Halloween.


Safe Creative #1301220072259








Imagen del relato: desesperación de Mari Martinez


28 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Te ha quedado de lujo. Yo estoy mejor de salud, gracias por el mensaje. Un beso grande, Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias Lou!! Me alegro muchísimo de que estés mejor. No tienes nada que agradecer, lo hago con todo cariño.
      Un besote *.*

      Eliminar
  2. Enhorabuena me ha gustado muchisimo espero que nos dejes de vez en cuando más relatos, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rocío. Lo intentaré ;) ¡¡Ojalá el día tuviera más horas!!! =D
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchísimas gracias por leerme jldurán.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Anuca, una vez más me has conquistado. Me ha encantado como expresas los sentimientos en el primeros tres parrafos.
    Y la historia que cuanta me ha parecido muy triste, pero a la vez muy bonita ^^
    Has conseguido emocionarme, de verdad =)
    ¡Un besazo guapi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te haya gustado Loida!! =D
      Es todo un honor que leas mis relatos.
      Besitos

      Eliminar
  5. Vamos, que muchos nos hemos avocado en lo sentimental para hacer nuestros relatos. Me ha gustado mucho, no tengo recomendaciones que hacerte, pues a mi parecer está bien escrito. Ha sido un gusto leerte. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que sí =D.
      Muchas gracias Li.
      Un besito

      Eliminar
  6. Ojalá que la experiencia la impulse a continuar con su vida en algún momento.
    Me gustó el relato, tampoco encuentro recomendaciones que hacerte.

    Bienvenida al grupo! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá!!
      Muchísimas gracias Maga DeLin!!
      Un besito

      Eliminar
  7. Buen relato Anuca. Tan solo me pregunto si ese anhelo no la llevará a reaccionar algún día.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daniel!! Yo también espero que ese anhelo se convierta en una nueva ilusión por la vida ;)
      Un besito

      Eliminar
  8. Simplemente conmovedor. Aunque corto, no ha dejado ninguna "puntada" suelta...me ha dejado con gana de mas. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  9. Me gustó mucho Anuca, espero que haya podido entender la señal y le sirva para retomar su vida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero.
      Muchísimas gracias Gabriela.
      Un besito

      Eliminar
  10. Hola Anuca, que bonito relato has tejido la verdad,es esperanzador y me alegra que esa visión le haya servido, no hay nada mejor que un nuevo comienzo.
    Muy bien redactado y fácil de digerir, muchas gracias por haberlo compartido con nosotros :)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por leerlo Lunella ;)
      Un besito

      Eliminar
  11. Anuca: Muy bien tejida la trama, te resultó un trabajo bien hecho y lleno de sentimiento.
    Es triste perder a un ser querido, pero ha de ser bastante traumático perderle en un accidente.
    Cariñosamente: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te haya gustado Dora Ku ;)
      Un besito

      Eliminar
  12. ¡Hola! ¡qUE Romántico relato! y que triste también, creo que el título avisaba pero es imposible imaginar a donde deriva el relato, y creo que la última frase es perfecta. ¡Gracias por compartir tu relato! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias a ti por leerlo!!! >.<

      Eliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)