05 mayo 2017

#115 NOVELA DE AJEDREZ de Stefan Zweig

96 paginas
Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló, ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero, en un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis. Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes acompañando al lector a la confrontación entre los dos jugadores. Si ?Novela de ajedrez? nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión extraordinaria. Y todo ello con unas grandes dosis de intriga y maestría

Comenzar a leer a Zweig ha sido todo un descubrimiento. Disfruté al máximo de Carta de una desconocida y me gustó muchísimo Mendel el de los libros, así que era inevitable que siguiera ahondando en su obra. 

Novela de ajedrez está narrada en primera persona por un personaje más de la historia que al lector le es totalmente desconocido, es decir, de él se desconoce tanto el nombre, como cualquier otro dato que lo describa a cualquier nivel. Pero lo cierto es que no se echa de menos esa información. Durante la lectura de esta novela, los lectores somos conscientes de que el narrador no es un personaje determinante en esta historia, simplemente, un recurso más para poder narrar lo acontecido en esa travesía haciéndolo más cercano, más informal, como un “voy a contarte algo interesantísimo que me sucedió en el barco”. Así, seguiremos las disertaciones de este narrador, conoceremos las preguntas que se hace y muchas de ellas coinciden con las que posiblemente nos hagamos nosotros.

Fuente
Sí, el narrador es un personaje más del que poco se sabe. En realidad, poco se sabe de cualquier integrante del elenco. Se dan los datos básicos y sólo de Mirko Czentovič y del Dr. B se da algún dato más, puesto que son los protagonistas indiscutibles de esta historia. De ellos, se perfila todo lo necesario para que la trama cobre sentido. De Mirko se desarrolla el cómo llega a ser campeón de ajedrez a pesar de sus limitaciones psíquicas, y del Dr. B se relata detallamente esa traumática experiencia vital que le convierte en el experto ajedrecista que es y que explica todo su comportamiento a lo largo de la novela. Ambos personajes muestran una conducta  totalmente congruente con su descripción personal y vital.

Realmente son estos dos personajes lo que están mejor trabajados de todos los que participan en esta trama, pero también es cierto que el lector no necesita más datos del resto de intervinientes. El autor tiene muy claro el cometido de esta novela corta: criticar los métodos de la Gestapo, y pararse a desarrollar más a fondo los secundarios sería desfocalizar la atención en una historia cuyo tiempo de la narración es muy corto y lo que se quiere contar complejo. Esa complejidad en cuanto a contenido, se vuelve sencilla y cercana en forma: Zweig elige el diálogo para desarrollar el meollo de la historia. El Dr. B se sincera con el narrador misterioso, contándole de primera mano su experiencia con esos métodos y las consecuencias padecidas. Esto convierte a los diálogos en un elemento muy importante dentro de la trama, aportarán información imprescindible para la misma.

Valiéndose de un lenguaje formal y el ajedrez como excusa, se pone sobre el papel la dureza psicológica a la que eran sometidos quienes eran apresados por la Gestapo. Y todo ello cercando al máximo el espacio narrativo: por un lado, el barco, donde discurre lo que el narrador nos cuenta que aconteció; por otro aquella habitación de hotel donde el Dr. B. agonizaba psicológicamente. En cuanto al primero, su presentación es muy somera, realmente no es importante si no la excusa perfecta para hacer coincidir a Mirko y el Dr. B, dos personajes que de otro modo resultaría complicado cruzar. En lo referente al segundo, se describe con pelos y señales, y se consigue crear un espacio que no sólo se dibuja físicamente en la mente del lector sino que también logra despertar en él sensaciones, entre ellas la claustrofobia y la angustia.


En pocas páginas se narra lo que sucede en pocos días, durante los cuales se echa la vista atrás a un período de la historia contemporánea largo y duro. No obstante, no deja el sinsabor de haber necesitado más.

No es necesario saber de ajedrez para disfrutar de esta novela y llegar al fondo que subyace a esta historia. Creo que Zweig ha sabido transmitir la angustia, agonía, locura… que el Dr. B (víctima de las maneras nazis) padeció tras ser apresado y que sigue latente en su interior.

No hace falta que diga antes de despedirme que me tiro de cabeza... ¡a por otro título de Zweig!



8 comentarios:

  1. A mi me gustó como va poco a poco metiéndote en la trama. Primero con unos personajes que creí eran los principales, para luego llevarte hacia el señor B.
    Y todo lo que se esconde detrás del tema del ajedrez, con una clara denuncia a los métodos de la Gestapo.
    Por cierto este libro lo escribió en 1941. Dato importante para admirar aún más a Zweig.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Anuca,

    Yo también leí en su día Mendel el de los libros y Carta de una desconocida... pero creo que con el que más he disfrutado es con éste, Novela de ajedrez, que leí hace unos meses! Es increíble como el autor, de una sola escena nos da a conocer la historia de sus personajes... es un maestro!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Zweig es la maravilla hecha literatura. Quien nunca haya leído a este autor no sabe lo que se está perdiendo. Este en concreto lo tengo pendiente, pero todo lo que he leído suyo me ha maravillado, biografías de personajes históricos o escritores incluidas. A ver si le saco hueco a esta "Novela de ajedrez" que me has puesto los dientes larguísimos.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  4. Este es uno de los imprescindibles. La verdad que hace mucho que no leo nada suyo, desde la Carta de la mujer desconocida y 24 horas en la vida de una mujer no he vuelto. Esta del ajedrez ya la tenía apuntada aunque primero quería el de Mendel.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. De mis libros favoritos de Zweig! Muy buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Zweig es lo máximo y que no se diga nunca lo contrario. Me encanta, y mira que este no lo he leído, pero es de los que me faltan y aun cuando no lo consigo todavía, ya caerá.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro que, de nuevo, te haya hecho disfrutar. Sigue siendo uno de mis autores pendientes, de todos sus libros hasta la fecha, el que más me llama para estrenarme es Mendel el de los libros.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante! Solo he leído uno de este autor tan consagrado! gracias
    Besos!!!!!

    ResponderEliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)

DISFRUTÉ DEL CALOR...