15 agosto 2017

#122 EL ENCANTO de Susana López Rubio

EL ENCANTO
Susana López Rubio
Editorial Espasa
448 páginas
En el puerto de La Habana desembarca una mañana de principios de los años 50 un joven asturiano, Patricio, sin otro patrimonio que sus ganas de comerse el mundo y sin otro afán que dejar atrás una aldea aún envuelta en las sombras de una posguerra interminable.
A su encuentro sale una ciudad luminosa y hospitalaria en la que pronto hace amigos y donde enseguida encuentra trabajo en El Encanto, los grandes almacenes que son un símbolo y el orgullo la ciudad. Patricio empieza a ascender y a ocupar puestos de más responsabilidad que le abren un mundo nuevo, pero que también atraen hacia él muchas envidias.
El Encanto será también el lugar que propicie su encuentro con Gloria, una de las mujeres más hermosas y, sin duda, la más prohibida de toda la isla, ya que su marido es un gánster implacable de los bajos fondos habaneros.

Ahora mismo no recuerdo si he mencionado alguna vez en alguna entrada que soy asturiana. Pues bien, soy asturiana. Y no una asturiana cualquiera. No. Soy de esas muchas que por circunstancias laborales han tenido que dejarla atrás, de esas que... cada día que pasa se sienten más lejos y a la vez más cerca de esa tierra a la que aman profundamente. Partiendo de esa premisa ya podéis imaginaros hasta qué punto me sentí atraída por la prenda que hoy cuelgo en nuestro armario. 


Es bastante complicado no encontrar a un asturiano o asturiana que no tenga un familiar... un amigo... un amigo de un amigo que conoce alguien... que se haya exiliado a Cuba (entre otros destinos) en unos años en los que, al contrario de lo que ahora pasa (bueno... en realidad... tal vez no), la necesidad apremiaba y empujaba a buscar fortuna allende los mares o a veces más cerca. Sí, es bastante complicado, por lo que no os resultará extraño que os diga que tengo familia que vio en esa isla maravillosa un lugar de grandes oportunidades y emprendió camino al igual que Patricio (protagonista de esta historia). 

Fuente
Un destino dónde empezar de cero, buscar fortuna, conseguir una nueva oportunidad... eso era Cuba entonces. Moderna, cosmopolita, glamurosa... Por lo tanto, una muy atractiva ambientación para una historia que tenía todas las papeletas para acariciarme el corazón.

¿Y… qué tal me ha sentado esta prenda? Pues francamente bien, sinceramente. Me he visto enredada en un tejido muy agradable, cuyos puntos a ratos me han robado una sonrisa y a ratos me han pellizcado el corazón.

¿Qué hilos entreteje? El Encanto nos regala la historia de Patricio, quien emprende camino a Cuba desde Asturias buscando una vida mejor. Allí, gracias a su desparpajo y cualidades consigue trabajo en los famosos grandes almacenes. Con él viviremos el valor de la verdadera amistad y también del amor, ese que no mide riesgos, que no entiende de obstáculos por más que estos traten de anclar los pies a la tierra, ese que labra una historia que merece ser contada. Y también es la historia de Gloria, su amada, quien pudiente y atractiva nos demuestra que no es oro todo lo que reluce.

¿En qué tonalidades se mueve? Me ha parecido una historia fundamentalmente romántica y muy vintage. 

¿Qué puntos, bajo mi punto de vista, favorecen el tejido? La ambientación no puede ser más maravillosa: los años 50 en una Habana que poco tiene que ver con la que conocemos hoy día. Mientras caminamos de la mano de la historia de amor de Patricio y Gloria, vamos también descubriendo (o recordando si ya somos conocedores) el devenir político de la isla o, dicho de otra forma, los previos al régimen que impera actualmente. Y lo vamos descubriendo no de un modo profundo porque ese no es el fin de la novela, pero sí con las pinceladas necesarias y suficientes para crear un buen decorado donde puedan desenvolverse los protagonistas y la trama.

Por otro lado, los personajes están bien construidos y actúan y evolucionan congruentemente a su descripción; y hay unos cuantos que recordaré con cariño.

Fuente
¿Qué hechuras no ajustan del todo con mi talla?  En realidad, son aspectos que no puedo decir que no se ajustaran con mi talla, sino más bien que particularmente me he sentido menos favorecida con ellos que con otros. ¿Y cuáles son?...

Pues por un lado he de decir que he conectado menos con la primera mitad del libro. Me vi ante una especie de sucesión de pequeños episodios con su propio desarrollo y desenlace que reconozco fueron una buena herramienta para ir conociendo más a los protagonistas y sus vidas pasadas y presentes, pero que me tenían despistada en cuanto a la concreción y peso de la trama principal que iba a dar para 400 y pico páginas. Pero poco a poco la historia fue ganando, para mi gusto, intensidad; y con unos cuantos giros logró captarme empujándome a leer con interés y fluidez la segunda mitad del libro. 

Y por otro lado... a ver... tal vez no esté siendo objetiva o injustamente exigente pero... el léxico asturiano que se introduce en las conversaciones de Patricio con sus compatriotas me han resultado un tanto forzado. Es cierto que ayudan a redondear al personaje pero, como asturiana que soy, me resultaba chocante toparme con una frase en perfecto castellano a excepción de una palabra en asturiano. No voy a hacer un tratado de Llingua Asturiana porque lo cierto es que soy profana en la materia, pero hay ciertas variantes sintácticas que nos acompañan a pie de calle  que son nuestro sello y que he echado en falta (llamadme exagerada, merezco el término jeje). 
¡Ah! Y una aclaración: en Asturias hay sidrina, ¡no sidriña! jejejeje. Es una tontería, lo sé, pero es que... hay tanta costumbre por parte de otras comunidades autónomas de llamarla así que... necesitaba volverme reivindicativa en ese aspecto jijiji.

Concluyendo… lo cierto es que ha sido una prenda muy cómoda y agradable. He disfrutado conociendo El Encanto y las aventuras y desventuras de Patricio y su amada Gloria y no me importaría en absoluto repetir con esta autora.




9 comentarios:

  1. Hola, Anuca:

    He visto esta novela tanto en librerías como por internet, pero nunca me había parado a ver de qué iba. No había sido más que una portada vistosa hasta ahora. Parece que presenta una historia interesante, pero no sé, no me termina de llamar.

    Eso sí, me resulta muy interesante lo que comentas sobre las palabras asturianas forzadas. Creo que eso no lo podríamos notar las personas de otras comunidades y me parece genial que lo menciones. Puede parecer una tontería, pero yo creo que no lo es. Ese tipo de detalles aportan un plus a una novela y es donde se nota realmente si el autor o autora se ha documentado lo suficiente como para captar el habla de los personajes, sus costumbres, etc.

    ¡Muchas gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Y lo bonitas que son las casas de indianos que construyeron luego al volver los que tuvieron suerte. Creo que a ti te ha gustado más de lo normal por la carga emotiva, a mí me pasó hace poco con otra lectura. Me preocupa el inicio pero creo que es asequible. La tengo en la lista.
      Besos

      Eliminar
  3. Jo! Anuca... me ha encantado como has enfocado la reseña...
    Es verdad que hay libros que dependiendo del tema o del protagonista nos sentimos más cercanos a ellos... a mí me pasó con Pan de limón con semillas de Amapola, cuyas protagonistas son mallorquinas y estaba ambientada en un precioso pueblo que queda a 20 minutos de mi casa... ya te puedes hacer una idea de lo que disfruté!!
    Si es verdad que tiene un porcentaje alto de romance, también es verdad que tiene muchos ingredientes que la hacen interesante... ya había leído buenas reseñas al respecto y mi intención es leerla en un futuro no muy lejano!!
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola cielo,
    yo no soy asturiana pero adoro Asturias. La visité con amigos en mi época de estudiantes y me lo pasé tan bien, que acabé hasta bautizada con sidrina :P Sinceramente creo que esta prenda no sería de mi talla, porque estas historias más intimistas/costumbristas, me acaban aburriendo (necesito acción, sangre y esas cosas), pero tiene cosas atractivas como la ambientación en La Habana o el toque vintage que resaltas.

    Un abrazote.
    Te espero en La Reina Lectora

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa!

    este es un libro que quiero sí o sí leer, nada más por su ambientación. Nunca leí nada ambientado en Cuba y darse a conocer esta Cuba del pasado, lugar de sueños y historias, me pica la curiosidad.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. hola por lo que cuentas dan ganas de conocer el encanto, gracias por la reseña chao

    ResponderEliminar
  7. Pese a tu reseña, creo que este libro no es para mí. Esta vez lo dejo pasar. Un besote!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Que bien cuando encuentras una novela con la que conectas tan bien y no eres exagerada, creo que en tu lugar también me gustaría que mi cultura quedara reflejada a la perfección jajaja
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)

footer social