27 febrero 2013

#39 EL SUEÑO DE LOS MUERTOS de Virginia Pérez de la Puente

«Si sueñas, quizá no despiertes jamás»

En un reino al borde de la guerra los destinos de un futuro rey y un esclavo que no se conocen parecen estar irremediablemente unidos.
El príncipe heredero de Novana, Danekal, intenta averiguar quién está detrás del atentado que casi le cuesta la vida a su padre en vísperas de la firma de un tratado con la reina de un país vecino.
Al mismo tiempo deberá lidiar con los nobles que esperan la muerte del rey Tearate para hacerse con la corona, una horda invasora y sus propios fantasmas interiores. 

Ajeno a ello, Kal, un hombre esclavizado por su capacidad para encauzar una antigua magia llamada Shah, pugna por liberarse de las cadenas que lo someten a la mujer que obtiene de él su poder: su Melliza.

Pese a sus enormes diferencias, el futuro rey y el esclavo descubrirán que existe entre ellos una unión, y que es mucho más profunda de lo que ambos suponen.


576 páginas
Editorial Minotauro
Rústica con solapas
ISBN: 978-84-450-0079-3
Lengua: Castellano

En él encontrarás TODA la información que precisas para conocer 
perfectamente ese mundo en el que Virginia va a sumergirte.


Ya me habéis leído escribir más veces que no suelo arroparme con prendas de fantasía, pero aún así, incitada por un club de lectura, me animé a enredarme entre los hilos de El sueño de los muertos. ¿Resultado? Ha sido una lectura que sencillamente me ha encantado. Una novela que me ha entregado a las elucubraciones renacentistas convirtiéndome por unos días en un Calderón inquieto: ¿soñamos lo que vivimos y es lo que vivimos nada más que un sueño? ¿En qué momento nos abraza Morfeo para alejarnos de la realidad?, ¿o acaso es él el que nos entrega a ella? ¿Podemos vivir soñando y lo que soñamos ser vida?


Sí, lo sé, ahora mismo os estaréis preguntando de qué narices estoy hablando pero no esperéis que os aclare mis palabras porque entonces acabaría con la magia, me cargaría en un pispás otro de los encantos de la novela y el porqué del título de la misma.

El sueño de los muertos va desarrollando varias subtramas a través de capítulos, unos muy cortos otros más largos, que se dedican por independiente a cada una de ellas. Por un lado tenemos a Danekal, heredero al trono de Novana, que está tratando de averiguar quién puede estar al frente del atentado que amenaza con acabar con la vida de su padre. Por otro lado tenemos a Vantar, líder de unos fanáticos religiosos que están iniciando una guerra contra aquellos que al no seguir sus convicciones considera enemigos. Y finalmente, Kal y Dila: él dominado por ella y obligado a proporcionarle una antigua magia a través de la cual ella logra todo el poder que necesita. Todas estas subtramas se van desarrollando poco a poco hasta lograr entrelazarse, hasta conseguir construir una historia a partir de todas las pequeñas.

Ambientada en el continente de Ridia, aunque los lugares citados (todos representados en un mapa que adjunta la novela) han surgido de la imaginación de la autora, resulta muy sencillo viajar por ellos, más que por las decripciones (escasas) por sus lugareños y la cultura concreta que los define.  En El sueño de los muertos podrás perderte en las cortes reales de Novana o Phanobia, tatuarte y cubrirte con pieles al más puro estilo de Hongarre, o adorar el poder que ostentan las mujeres en Dröstik.

Las descripciones son escasas y la mayoría empleadas en la ambientación lo que, en mi opinión, agiliza bastante la lectura. Los personajes se dibujan en tu mente más por sus comportamientos o intervenciones que por una secuencia de adjetivos hilvanados para tal fin. Y es que los diálogos son geniales, muy alejados de las fórmulas y corsés de las historias de época echan mano de cualquier palabra malsonante o frase poco apropiada para depende de qué situación y condición de los hablantes. En más de una ocasión me he reído abiertamente reviviendo los toma y daca de nuestros protagonistas. Sí, El sueño de los muertos me ha robado más de una sonrisa, pero también el aliento en más de una ocasión. Durante la lectura os toparéis con momentos que os pondrán los pelos de punta y llevaréis sorpresas que harán que olvidéis cómo cerrar la boca. ¿Un consejo llegados a este punto? No os encariñéis con ningún personaje, cualquiera puede estar en peligro bajo la aguja de Virginia Pérez de la Puente.

Como ya os comentaba anteriormente, las subtramas irán entrelazándose y todo cobrará sentido. ¿Todo, todo? Bueno, todo, todo, tal vez no. Nos vamos a encontrar con alguna que otra cosa sujeta a la interpretación del lector pero que en mi opinión no empaña para nada el desenlace (¿acaso en la vida todo tiene una respuesta clara, objetiva y absoluta?)  sino que te deja con ganas de más (Virginia, ¡vuelve a Ridia prontito!).

En definitiva, aunque nos presenta un mapa para situarnos y un apéndice con un listado de personajes al más puro estilo Juego de tronos, no voy a establecer similitudes de otro tipo porque estamos ante dos autores diferentes, de culturas distintas y, en mi opinión, de estilos bastante lejanos; pero si habéis disfrutado con ese tipo de historias os animo a sumergiros en este entramado español. Y a los que habitualmente no os arriesgáis con este género… ¡perded el miedo! Yo me he liado la manta a la cabeza y no me arrepiento en absoluto.



Me ha resultado imposible reflejar todos los retales de esta prenda que merecen la pena.
Al inicio de cada capítulo se recoge un pequeño pasaje imaginariamente extraído de fuentes escritas de Ridia (Historia y costumbres de Ridia, Política moderna, Naturaleza del hombre, De la Vida y la Verdad…) pasajes que ha sido todo un gusto leer.
Os dejo alguno que otro para que os hagáis una idea:


«Es la Öiyya, la Portadora de Öi, la más temida de entre las mujeres de este mundo. Y, sin embargo, ¡cuán suaves son sus manos cuando toma las nuestras para conducirnos a la Otra Orilla! La Dama de las Sombras, la llaman algunos. Y ¿no prefieren los hombres encontrarse con su damas en la penumbra de la noche? Igual que la canción de la Muerte es el arrullo de una madre, las manos de la Öiyya en las nuestras son la caricia de una amante»
Reflexiones de una öiyin

«Los filósofos tilhianos proclaman el poder de las palabras. Un poder que, aseguran, es muy superior al de cualquier espada, por templada que sea su hoja, por contante que sea su filo. Aunque nos riamos de las extrañas ideas de esos filósofos, no perdamos de vista una verdad fundamental: con palabras nos entendemos, con palabras damos órdenes o hacemos peticiones, y con palabras mentimos»
Enciclopedia del Mundo: Comentarios




Soñando con bosques es una novela corta de Virginia donde podéis disfrutar de una aproximación a su prosa y a su novela. Comparte ambientación y alguno de los personajes de El sueño de los muertos
Empezad a soñar con una historia que transcurre 20 años antes de la reseñada.

Descárgala gratis AQUÍ



¿ Conocíais a esta autora? 
¿Os llama la novela?
Soy toda ojos para leeros^^








7 comentarios:

  1. Pues no conocía la novela, ni a la autora pero yo soy como inicias: no me suelo arropar de fantasíay en los casos que me he decidido ha sido por prescripción bloguera con buenos resultados :) Esas preguntas iniciales que aluden a Claderón y Morfeo me dejan sonriente e intrigada. Un reseña estupenda. Lo tengo en cuenta. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marilú.
      A mi me ha gustado mucho y ya te digo que no es lo que acostumbro a leer. Si algún día te animas estaré encantada de conocer tu opinión ;)
      Un besin^^

      Eliminar
  2. Ni la autora ni el libro los conocia...pero te digo la verdad? No me llama la atencion, y sabiendo todo lo pendiente q tengo..ufff!!..y a lo mejor cambio de parecer...no se,no se...

    Besitos,nos vemos

    Anuca, has pensado en deshacerte de la verificacion de la palabra??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que la lista de pendientes parece que nunca se termina ¿verdad?^^

      No me lo había planteado pero...¿sabes qué? ahora mismo lo quito ;)
      Un besin

      Eliminar
  3. Esta no es para mí, estoy segura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte, Albanta^^
      Un besin

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Anuca!!
    Gracias por tu reseña, no conocía esta autora ni su obra, como no es un género que suela leer, quizá para el verano que tengo más tiempo libre y leo cosas diferentes.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)

footer social